domingo, 5 de abril de 2015

Cambios en la página

Buenas a todos, ¿cómo están? Este día les vengo con un par de cambios a lo que estamos acostumbrados.

Como sabrán si han estado leyendo este blog, la mayor parte del mismo ha estado dedicado a Cuentos de las tierras olvidadas, su pre publicación, su publicación, su promoción, el nuevo concurso para chicos y todo lo relacionado; pero debo admitir que últimamente se me han estado ocurriendo varias ideas para hacer que este blog florezca no solo con mi libro de cuentos, que pude publicar gracias al concurso de Fin de Siglo, sino también conmigo, con mi escritura, con mis dilemas profesionales y con las vicisitudes de la vida escritora.

Podrán saber, o no, que el público al que normalmente apunto cuando escribo es más bien juvenil o adulto joven, más que nada porque suelo escribir lo que me gustaría leer, y siendo yo misma un adulto joven, tiene sentido que escriba para ese grupo etáreo, quizás por esa razón me es más difícil acercarme a estos nuevos pequeños lectores que han entrado en mi vida de escritora. Yo aun así hago todo lo que me es posible por, en un principio, atraer la ateción de sus padres y de ese modo llegar hasta esas cabecitas soñadoras a quienes les dediqué mis seis cuentos del continente fantástico de Dinlor.

Pero mi universo creativo abarca mucho más que esos seis cuentos y, es más, me atrevería a decir que esos seis cuentos son inspirados en ese gran universo creativo que llevo construyendo en mí desde que yo misma tenía la edad a la que estos cuentos apuntan... Y creo que ha llegado el momento de mostrarme más allá de Dinlor.

¡No, dinlorinos, no teman! No dejaré de escribir entradas dedicadas al continente antiguo en el que transcurren las historias y, más aún, tengo un gran proyecto relacionado a él. Por lo que no desesperen, no los voy a abandonar para siempre, simplemente me diversificaré.

No dejaré a un lado este libro, recién ha empezado a circular y muchas librerías aún no tienen idea de quién soy y mucho menos los adultos que compran libros a los niños, ni los niños a quienes el libro está dirigido. Queda todavía muchísimo trabajo que hacer con respecto a Cuentos de las tierras olvidadas y no voy a dejar de luchar por él.

Pero en lo que respecta a este blog, que creé para reflejar mi vida como escritora, muchas cosas nuevas aparecerán en los próximos días y de aquí en adelante. Verán nuevos temas, nuevas entradas, nuevos proyectos, nuevos avances... y yo espero verlos en los comentarios, conversar con ustedes: lectores, curiosos, colegas.

Bien, creo que esta entrada ya se ha alargado y como dije lo que vine a decir, es hora de despedirme una vez más.

¡Que tengan una hermosa semana! ¡Nos estamos leyendo!