jueves, 26 de febrero de 2015

Agradecimientos...

¡Hola a todos los dinlorinos! Como ya había informado anteriormente este miércoles 25 de febrero iba a tener una entrevista en el programa radial Abrepalabra, de Océano FM (93.9) y por supuesto así fue. El programa comenzaba a las 18.00 hr, pero yo debía estar allí a las 18.45 hr., claramente, tratándose de mí, estaba mucho antes, pero me contuve y entré solo diez minutos antes.

Por suerte tenía compañía, porque de otra forma creo que me hubiera desmayado ahí mismo. Realmente no sé qué fue lo que inspiraba tal nivel de ansiedad, mis amigos y familiares habían sido extremadamente positivos y me habían dado infinitos ánimos, y de parte de la gente del programa solo había recibido comentarios amigables y la certeza de que todo iría bien. Sin embargo, no creo haber estado nunca con esa ansiedad, ni siquiera la primera vez que me entrevistaron para una radio.

Entonces, cuando ya me estaba acostumbrando, me llamaron para que subiera a la sala donde me harían la entrevista. Allí conocí a Gustavo Rey, quien llevaría la entrevista, Florencia Querol, con quien me había estado comunicando desde la semana pasada y Pablo Fabregat, a quien solo saludé. Esto solo me puso más nerviosa, pese a que todos me aseguraban que no tenía que estarlo.



La entrevista fue genial, no puedo dejar de agradecer a todo el equipo de Abrepalabra por cómo me trataron y animaron y por supuesto ¡esa presentación! A Gustavo Rey, mil gracias por todo lo que me contaste y por estar allí manteniéndome tranquila. Realmente la pasé bien, sí, estaba muy nerviosa, y sí, sentía que cometía error tras error al hablar por el micrófono. Sin embargo, quienes me oyeron no parecen estar de acuerdo, lo cual es un alivio para mí.

Debo agradecer a todos quienes de una forma u otra formaron parte de esta entrevista. A Florencia por contactarme y a Gustavo por entrevistarme, pero también a todos los que estaban detrás del vidrio asegurándose que todo saliera bien. Espero poder volver algún día, no puedo parar de agradecerles.

Quiero agradecer también a todos los que me escucharon, los que me mandaron mensajes de ánimo, los que me apoyaron y quienes me comentaron luego de la entrevista cómo me había ido (realmente me era necesario, era un manojo de nervios).

Finalmente, gracias a Fernando, que estuvo allí conmigo y me apoyó cuando me estaba cayendo sobre mis rodillas, y muy especialmente por guardarse la información de que me escucharían unas 12000 personas... Gracias, hubiera muerto si lo sabía antes.

Espero que si alguien que está leyendo me escuchó, le haya parecido interesante la entrevista y se anime a darle una oportunidad a Cuentos de las tierras olvidadas, que como dije allí, si bien es un libro pensado para niños, creo que cualquier persona puede leerlo sin importar la edad, ya que nos lleva a esos momentos de nuestra propia infancia y por un momento podemos ser ese niño una vez más. Sin duda es mejor leerlo en familia.

El link a la grabación de la entrevista lo estaré colocando en el momento en que lo tenga.

¡Muchísimas gracias a todos!

Saludos,

Claudia