miércoles, 8 de julio de 2015

Explorando Dinlor: Diana

¡Bienvenidos a todos mis dinlorinos! ¿Cómo han estado? En esta semana exploramos «Sueño de hielo» y los dos personajes que hacen a la historia: Diana y Eder. Hoy nos toca hablar de ella, la joven tan querida por su pueblo que, al desaparecer, todos salieron desesperados a buscarla, sin éxito.

¿Están listos para empezar? ¡Adelante!


Diana es una joven de veintiún años de edad. Es la mayor de tres hermanos que la tienen en alta estima y para quienes es un modelo a seguir.

Pese a que viven en un pueblo alejado, donde no es costumbre aprender a leer y escribir, Diana es una de las únicas personas que sabe hacerlo, ya que se interesó por ello cuando una caravana atravesó su pueblo cuando era chica apareciendo entre los nómadas una anciana simpática que le enseñó sobre diversas materias y leer y escribir era algo necesario para que Diana aprendiera. La caravana volvió mensualmente por unos pocos días durante doce años, por lo que Diana tiene conocimientos que la mayoría de sus allegados no tienen.

Debido a esto, Diana suele actuar como una maestra para los niños y por eso le tienen tanto cariño en el pueblo.

Tiene el cabello ondulado y negro como la noche y su piel es del color del chocolate.

Su desventura ocurrió un día cuando se alejó hacia el bosque a pensar. Como Diana es una persona muy aventurera y soñadora, solía hacer esto de tanto en tanto, tratando de crear en su mente lo que realmente deseaba para su futuro. Fue entonces que el mago Amelio, que ya la había visto otras veces, decidió secuestrarla. Pero como Diana no iba a dejarse atrapar tan fácilmente luchó contra el mago hasta que, en un accidente, terminó en el lago, congelada. Amelio decidió dejarla allí hasta que tuviera un mejor plan, pero la gente del pueblo le asustó, ya que no quería que lo encontraran y lo denunciaran ante los reyes, por eso es que huyó y no apareció hasta el día en que la historia transcurre.

A Diana le gustan los libros, aunque no posee ninguno y ha visto muy pocos. Sin duda su lugar favorito en el mundo sería una gran biblioteca.