miércoles, 1 de julio de 2015

Explorando Dinlor: Amanda

¡Buenas, dinlorinos! ¿Cómo han estado? Esta semana hemos comenzado con los datos curiosos e información acerca de «El príncipe en la torre», hoy nos toca hablar de uno de los personajes principales: Amanda. Espero que disfruten de esta nueva entrega.

¡Comencemos!

Amanda, como ya se deben de haber dado cuenta, es uno de esos personajes basados en otros que nacieron hace más de una década. Originalmente, ese personaje, también se llamaba Amanda, por lo que nombrarla fue de lo más sencillo.

Amanda es una joven de diecisiete años que ha quedado huérfana desde pequeña y que vivió con su abuelo hasta su reciente fallecimiento. Su único familiar vivo es su tío Netel, a quien ve solo cuando regresa a la capital a descansar luego de semanas de trabajo.

Tiene una tienda, que pertenecía a su abuelo, donde trabaja todas las horas que puede para poder mantenerse. Esta es la razón por la que, aunque es muy joven, ha tenido que ser muy fuerte y responsable desde muy pequeña. También es la razón por la que tiende a ser reservada, incluso un poco desconfiada. La vida le ha quitado mucho y no suele confiar en la gente demasiado. Sin embargo, intenta luchar contra su propio ser y acercarse a otros, especialmente cuando cree que los otros pueden haber sido juzgados injustamente.

Aborrece las fiestas y las galas de los nobles. También cualquier evento que provoque que tenga que cerrar su negocio o cambie su rutina diaria.

Si bien es muy independiente, adora pasar tiempo con su tío, y siente que solo con él (o con su pequeña gata) puede ser realmente ella misma. Por supuesto, esto significa que, más allá de ellos, Amanda no tiene ningún amigo.

Físicamente, Amanda es una chica de estatura promedio, cabello castaño y rizado y ojos celestes.


Su color favorito es el verde... como los ojos de un personaje conocido.