sábado, 4 de julio de 2015

Explorando Dinlor: Vera

¡Bienvenidos a la última entrada de la segunda entrega de la maratón informativa! Esta vez nos compete hablar sobre la una muy buena hechicera, se trata de la bruja Vera, del cuento «El príncipe en la torre».

¿Están listos, chicos? Uhhhhh...

Vera es también uno de mis personajes más antiguos. Al igual que su versión original, Vera posee grandes poderes y es muy cuidadosa con ellos.

Como amante del orden y una gran estudiosa, adora tener todo en su lugar y observar a la naturaleza actuar desde la ventana de su hogar. Así fue como aprendió ola magia de la agricultura y de los grandes árboles y sus raíces.

Sin embargo, como sabrán, la prohibición de la magia en Alutia la obligó a abandonar su hogar por lo que debe ocultarse en el bosque, única manera de seguir utilizando la magia. Pero, claro está, si fuera encontrada, atraería graves consecuencias.

Quizás por eso su encuentro con el príncipe fue todo menos agradable.

Físicamente Vera no tiene el aspecto de una bruja de cuento, es una mujer de treinta y dos años, sencilla de vestimenta, cabellos negros y lacios y la piel color caramelo.

Se dice de ella que, cuando era pequeña era muy buena enseñando lo que conocía a otros niños. Había uno, especialmente, que siempre estaba atento a lo que ella tenía que decir.