jueves, 23 de febrero de 2017

Biblioreseña: Diez negritos - Agatha Christie



Autora: Agatha Christie
Serie: No (novela autoconclusiva)
Año de publicación en su idioma original: 1939
Año de publicación es español: 1955
Sello de mi edición: Booket





«En la remota Isla del Negro, una mano misteriosa está empeñada en cometer una serie de espeluznantes asesinatos, siguiendo al pie de la letra las ingenuas indicaciones de una canción de cuna. Por sus atmósfera inquietante y su hermetismo, esta es una de las novelas más logradas de Agatha Christie»


Este libro es el que fue votado para febrero en el #clubdelectura.uy, y se discutirá la reunión de hoy 24 de febrero de 19:00 h a 22:00 h en el INJU. ¡Quedan todos invitados!

Agatha Christie siempre ha estado de una u otra forma en mi vida, mi madre ama sus libros, especialmente a sus dos detectives Hercule Poirot y Miss Marple, y desde chica ella me contagió ese gusto viendo decenas de adaptaciones. Sin embargo, nunca leí sus libros.

Sí, lo sé, lo sé... Deshonrada sea yo y mi vaca. Pero simplemente no se me había ocurrido, debo admitir que quizás tenía cierto prejuicio contra los libros de misterio, por alguna razón siempre me pareció que el misterio era mejor en filme, que el formato libro le hacía perder la urgencia y el tempo que sí se puede crear mediante lo visual. Sin embargo estaba muy equivocada, y lo agradezco mucho.

La novela abre con una narración vertiginosa en el sentido de que hay mucho que abarcar pero lenta a la vez, porque nos están presentando a varios personajes: los diez que protagonizarán el misterio y otros tantos que son necesarios para entender el contexto.

Después de esos pocos y cortos capítulos que quizás puedan dar una sensación de tener que remar para pasarlos (no fue mi caso pero puedo entender si alguien lo siente así), la acción toma lugar y no nos abandona hasta el último capítulo.

La historia da pie a hacer muchas conjeturas, y todas serán rechazadas y vueltas a plantear múltiples veces pues la narración de Agatha juega con todas las posibilidades y se encarga de decir lo suficiente de cada personaje como para que sospechemos de todos ellos.

La novela me atrapó de muchísimas formas, llegó un momento en que empecé a sentir miedo de la atmósfera de la casa en la isla. Lo que logra crear Christie con sus palabras no tiene nada que envidiarle a una novela de terror o suspenso.

Es, además, una muy buena novela de época. Demuestra los pensamientos, moralidades y prejuicios de la sociedad inglesa de los años treinta con una habilidad maravillosa.

El final es escalofriante y sorprendente, incluso si lo esperamos (o esperamos algo similar).

Disfruté mucho de sus personajes crueles y en algunos casos sociópatas, y del viaje que creó Agatha con sus palabras.

Lo recomiendo muchísimo y le doy un 11/12.