lunes, 22 de junio de 2015

Explorando Dinlor: Ebby y su capa roja

¡Buenas a todos los dinlorinos! Bienvenidos a la primera entrada en este maratón de información dinlorina. ¡Para comenzar hablaremos sobre «Ebby y su capa roja»! Si lo que hoy les diré les parece poco... ¡no se desesperen!, haré entradas especiales para los personajes... Y, claro está, siempre pueden hacerme preguntas en los comentarios.

¡Comencemos!

Este fue el primer cuento en el que pensé, esquematicé y escribí. Fue uno de los más sencillos de escribir, además, por lo que me dio ánimos para seguir con los que me faltaban para poder presentarme al concurso.

Está basado en Caperucita roja (aunque supongo que ya lo saben, así que este dato no cuenta).

Algunos de los personajes que se encuentran en este cuento pertenecen a una historia muy vieja que vengo escribiendo desde primero de liceo. El hecho de que conociera a los personajes hizo más fácil la conexión con los mismos, lo que a su vez facilitó la escritura. No parece extraño, sin embargo, que fueran estos viejos amigos los que salieran a rescatarme al principio.

¡Es el cuento más largo de la serie!

Transcurre en el año 3301, convirtiéndolo en el segundo cuento más antiguo en la historia de Dinlor.

El pueblo que Ebby debe recorrer para llegar al hogar de su tío es, de hecho, una pequeña ciudad amurallada... ¿Por qué está amurallada? Debido a que en el Gran Bosque Oscuro habitan varias criaturas mágicas de las que los humanos están asustados. Sin embargo, que no los engañe su miedo, las criaturas son en general amigables (todos tenemos malos días, ¿no?) y no lastimarían a nadie que entrara allí.



Este es el estandarte que representa al Reino del Bosque, en donde vive Ben, el tío de Ebby.