miércoles, 24 de junio de 2015

Explorando Dinlor: Ebby

¡Buenas a todos! Esta semana hemos comenzado con la maratón de información dinlorina y esta vez nos toca ver de cerca al personaje de Ebby, de «Ebby y su capa roja» (como todos saben). En estas entradas que publicaré diariamente sobre los personajes más importantes del cuento, daré algunos datos sobre ellos y dejaré que ustedes hagan más preguntas si les resulta necesario.

¡Prontos, listos, ya!

El personaje de Ebby está basado en un viejo personaje que nació hace más de una década. Ese personaje también es una pequeña vampira y tiene la famosa capa roja que la hizo perfecta para formar parte del universo de reescrituras de Caperucita Roja.

Ebby es una vampira, pero no es vieja como todos los vampiros de las historias, sino que es una pequeña niña, tiene solo diez años.

Si bien es pequeña, Ebby es extrovertida, fuerte y responsable. No le gusta que la gente haga juicios antes de conocer los hechos. Si bien prefiere evitar a los humanos, secretamente le resultan interesantes, por eso le gusta cruzar por el pueblo de camino a la casa de su tío, ya que, sin que nadie la vea, puede espiar a los humanos que allí viven.

Si hablamos de apariencia, Ebby es una niña bastante menuda, al menos por ahora. Su cabello es rubio y tiene los ojos claros (pero no de un color normal como los humanos, sino de otro, que es muy difícil definir a simple vista). Su piel, como la de todos los vampiros (al menos los de Dinlor), es blanca, pero no blanca como los humanos, sino blanca de verdad con un subtono grisáceo.

Su color favorito es el azul, pero lleva una capa roja porque una persona muy importante para ella se la hizo especialmente a medida y se la regaló en su cumpleaños número nueve.

Ebby tiene un hermano mayor... pero de él no se dice nada en el cuento.